domingo, 15 de enero de 2012

El País, su Libro de Estilo y una tal Cifuentes


Hace tiempo que ya no es ningún secreto que dentro de la evolución hacia posiciones más conservadoras de los propietarios y editores del diario El País, los responsables de su edición para la Comunidad de Madrid eran , junto a Fernando Garea , sus  más aventajados alumnos sacando varios cuerpos de ventaja a sus colegas del resto de los cuadernillos autonómicos de la C. Valenciana, Galicia, Cataluña y País Vasco.

En la edición de Madrid sus sonoros silencios ante los desmanes de los genoveses originales y genuinos  combinados con elogios desproporcionados, por ejemplo, sobre Alberto Ruíz Gallardón, tanto en su etapa de Presidente de la CAM como Alcalde de Madrid, son facilmente constatables a poco que uno se de una vuelta por su hemeroteca.

Ahora la estrategia de acercarse al poder establecido pasa por hacer una edición complaciente seleccionando crónicas que tienen que ver más con chismes de sociedad neutrales que con una información critica sobre lo que realmente está sucediendo en la CAM. Genoveses como Rato son tratados tan cariñosamente como si los redactores fueran cajeros de Bankia.

Y hoy batiendo todos los records de falta de respeto a  su propio Libro de Estilo que fue un referente para las Facultades de periodismo de dentro y fuera de España un tal Daniel Borasteros  escribe un perfil sobre la nueva Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes que en el mejor de los casos supera con creces los limites de la decencia y objetividad que deben presidir un articulo de esas características.

Es una descarada hagiografía de la susodicha que ni sus mas entusiastas amigos y familiares se atreverían a escribir por sus contenidos exagerados y por su absoluta subjetividad- Tanto se le va la mano al predispuesto Borasteros que al acabar de leerlo ningún lector con dos dedos de frente se puede creer que se esté refiriendo a la misma Cristina Cifuentes que milita desde hace años en el PP de Madrid que lidera la Sra. Condesa, la misma que da tumbos por todas las cadenas televisiva y radiofónicas de la caverna de la ultra derecha y la misma que no ha dudado en votar todas y cada una de las propuestas ultraconservadoras que se han sometido a votación en la Asamblea de Madrid.

Os sugiero que leáis el perfil de marras y luego cada cual  saque sus propias conclusiones. En fin, lo dicho, tanto Libro de estilo y tantos años comprando El País para luego acabar así.

1 comentario:

Mario Saladich dijo...

Es bien curioso: Prisa se divorcia del PSOE y El Pais y SER se mueven hacia posiciones conservadoras.
Luego el favor del PSOE era el detertminante de la linea editorial. Luego... sólo cabe preguntarse ¿como coño somos tan imbéciles?