viernes, 13 de abril de 2012

El Clan Aguirre : La Suma de Todos continúa creciendo

La hada madrina nunca decepciona a lo suyos

La Sra. Condesa Esperanza Aguirre y Gil de Biedma es la suma de todo y de todos. Nunca defrauda ni a sus amigos, especialmente a los que tiene en la nómina de los presupuestos de su finca privada denominada CAM, SA, ni tampoco a todos aquellos que sufren las consecuencias de su ambición, sus políticas ultraliberales y sus malas artes.


En realidad, como bien lo sabe y lo sufre Mariano, el estadista, la Sra. Condesa ni es una genovesa original ni genuina. Es sobre todo y ante todo, la protagonista de su propia historia y de sus circunstancias. Su familia, sus negocios y sus amistades, por este orden, son sus tres prioridades que cuida y mima con especial esmero. Y los aborda desde su particular concepción liberal que ejerce a tiempo parcial. De hecho lo disimula muy bien cuando tira y estira los presupuestos públicos para beneficiar a ese trípode de intereses.


Hoy toca acercarnos a uno de ellos: El Clan Aguirre y en concreto a su primera línea sanguínea. Para situarse en los detalles os recomiendo que os deis una vuelta por este enlace y para los que no tengáis tiempo ni excesivo interés solamente recordaros que la Sra. Condesa es la mayor de 8 hermanos. Los hay de todo tipo. Desde copropietarios de grupos consultores inmobiliarios (Aguirre Newman) hasta ex empresarias de discotecas pegadas a licencias municipales pasando por asesoras de concejalas que le deben todo, todito, todo a su hada madrina la Sra. Condesa y que más adelante comentaremos.


Además, la Sra. Condesa es, como diría su cursi adversario Ruiz Gallardón, una mujer completa gracias a que reúne la condición de madre de dos jóvenes aristócratas, Fernando Ramírez de Haro y Aguirre, X marqués de Villanueva de Duero, casado con Carolina de Oriol Garrigues y Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre, XVI conde de Villariezo casado con Astrid Thams Labayen. Este último gracias a los desvelos desinteresados de su madre madrina está en la nomina de la Secretaria de Estado de Comercio que dirige uno de los muchos subalternos agradecidos de la Sra. Condesa.


Y por último, cierra el círculo Fernando Ramírez de Haro y Valdés, su noble marido desde el 1 de septiembre de 1974 que además de Conde de Murillo resulta ser uno de los Grandes de España. Sobre sus negocios agrícolas y ganaderos, regados de subvenciones publicas y comunitarias, también podéis consultar aquí.


Pero decíamos que este post va dedicado a una de sus 7 hermanos, en concreto al benjamín, Cristina Aguirre Gil de Biedma. Hasta que su nombre ha sido noticia al ser agraciada con un puesto de asesora en el Ayuntamiento de Madrid, apenas se sabía de ella y de sus circunstancias. Solamente fue noticia de sociedad cuando en el año 2009 se casó en la finca familiar de El Escorial con el ingeniero de caminos José Manuel Ferrer Granda que, como no podía ser de otra manera, también tiene vínculos con genoveses de postín de origen asturiano.


Su contratación como asesora de la concejala presidenta de la Junta de Distrito de Hortaleza, Almudena Maillo, ex asesora de Aguirre que a su vez firmó como testigo en su boda, en julio de 2005, se ajusta al modus operandi que la Sra. Condesa sigue a pie de la letra para reubicar a todo tipo de parientes y amigos personales e ideológicos. Es de manual. Primero a cargo de la Comunidad de Madrid nombra al que después tiene que nombrar al quien la hada madrina le sugiere que nombre. Nunca falla y es un método de eficacia contrastada.


Este post se podría alargar hasta el infinito. En la practica son decenas los casos de reubicados que a los largo de los años ha ido colocando la Sra. Condesa en Consejerías, empresas públicas, Tele Madrid, instituciones que a su vez reciben subvenciones publicas, etc. Tantos son los casos que dan para unas páginas amarillas que de hecho ya os anunció que un grupo de amigos están a punto de publicar. El tema promete.


En fin, esto es lo que hay que no es poco.